Llámanos: 3108586553 | 0314570940

Conoce el Subsidio para primera y segunda Vivienda No Vis Clase Media

Este 14 de septiembre, el gobierno se pronunció con el decreto 1233 a través del Ministerio de Hacienda, para otorgar 100.000 subsidios a la tasa de créditos hipotecarios y operaciones de leasing (arrendamiento financiero), con el fin de financiar la compra de viviendas nuevas no VIS que representen hasta el equivalente de 500 salarios mínimos.

Esta ayuda para la adquisición de propiedades de hasta 438 millones de pesos (a la fecha) estará a disposición de los colombianos hasta diciembre de 2022 o hasta que se cubra el cupo establecido. Dichos recursos, provenientes del Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria (FRECH), se traducirán en montos cercanos a 439.000 pesos, que recibirán los compradores de los inmuebles durante los primeros 7 años de los créditos, o lo que es lo mismo, subsidios de más de 36 millones de pesos (42 salarios mínimos).

La iniciativa se presenta como una oportunidad para que las familias de clase media puedan acceder a un hogar propio. De ese modo, para asegurarse de ayudar a quienes lo necesiten, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, aclaró que uno de los requisitos para ser beneficiario del plan es no haber recibido en el pasado subsidio familiar de vivienda alguno, bien sea otorgado por el Gobierno o las cajas de compensación familiar, ni ninguna otra ayuda para tasas de interés.

Proceso de Postulación y Beneficios

Después de haber aclarado el primer requisito (no haber recibido subsidios de vivienda anteriormente) el aspirante debe dirigirse a la entidad bancaria que prefiera y hacer la solicitud formal del crédito hipotecario o leasing habitacional. 

El Ministerio de Vivienda hace énfasis en lo sobresaliente que es este programa, asegurando que se destaca de programas anteriores al aumentar la diversidad de costos de las viviendas a las que se puede aspirar y, por otra parte, de los 100.000 subsidios, 60.000 se otorgarán para la adquisición de primera vivienda y el resto para la compra de segunda vivienda.

Los individuos y familias que estén interesadas en la compra de una segunda vivienda se podrán postular a los 40.000 cupos destinados a ello. El primer requisito de no ser beneficiario de subsidios de vivienda anteriormente se mantiene para este segundo grupo, sin embargo, si la ayuda recibida fue en modo de subsidio familiar de vivienda en carácter de arrendamiento, si califican para la cobertura ofrecida por este programa.

Otro punto a favor es la posibilidad de adquirir una vivienda sobre planos (propiedades en construcción). Quienes deseen comprar sobre planos deberán hacer la solicitud del subsidio una vez se haya legalizado el crédito. Oportunamente en Bogotá los proyectos de vivienda en construcción son numerosos y diversos, poniendo a la disposición de los ciudadanos cada vez más opciones modernas, prácticas y atractivas.

Gracias a este tipo de subsidios y los cambios que ha sufrido la economía nacional durante 2020, todo indica que este es el mejor momento para aventurarse en inversiones inmobiliarias, que brindarán gran rentabilidad una vez la situación del país logre retomar su normalidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Permítenos ayudarte